Trump está bien y no requiere oxígeno extra en tratamiento por covid-19: médicos del Centro Médico Militar Walter Reed

Los médicos de Walter Reed informaron que el presidente de Estados Unidos ha respondido a los tratamientos, tras dar positivo a covid-19.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra bien y no ha tenido problemas para respirar, por lo que no requiere oxigenación artificial, informaron médicos del centro Walter Reed, donde el mandatario fue hospitalizado tras dar positivo a la prueba de covid-19.

Sean Conley, médico de la Casa Blanca, informó desde Bethesda, Maryland, que durante las últimas 72 horas el presidente ha presentado un gran avance en su estado de salud.

“En este momento, nuestro equipo y yo estamos extremadamente felices del progreso que ha tenido el presidente. El jueves tenía un poco de tos, junto con congestión nasal y fatiga, lo que está resolviendo y mejorando”,

dijo Conley.

Ayer, se le administró la primera dosis de remdesivir, un tratamiento experimental contra el coronavirus; el cual se le continuará proporcionando por un periodo de cinco días. Asimismo, antes de dejar la Casa Blanca para dirigirse al Centro Médico Militar Walter Reed, ya le habían suministrado un tratamiento experimental de Regeneron.

El mandatario está recibiendo un cuidado excepcional y multidisciplinario, por lo que se monitorean sus funciones cardiacas y hepáticas, para evitar complicaciones del coronavirus, o de las terapias que se le han prescrito.

“Más allá de un leve sobrepeso, es muy bueno”. Seguimos siendo cautelosamente optimistas, pero lo está haciendo muy bien”,

declaró Conley.

Asimismo, los especialistas anunciaron que la oxigenación en la sangre de Trump es de un 96 por ciento, por lo que no requiere el uso de oxígeno extra en sus tratamientos; sin embargo, se negaron a responder si lo había utilizado con anterioridad.

La salud del presidente ha mejorado al punto en que él mismo siente que “podría salir hoy mismo”, sin embargo, los médicos esperarán a ver su desempeño antes de darlo de alta y, aunque Trump saliera de Walter Reed por la tarde, estaría en tratamiento por los siguientes siete o hasta diez días.

Conley afirmó que los médicos realizan análisis de laboratorio diariamente, recibiendo tratamientos estándares “y más allá de estos”. Ante esto, anunciaron que Trump sufrió de fiebre el jueves y el viernes, pero afortunadamente su temperatura se ha regularizado y su presión arterial se mantiene en 70.

Copy link
Powered by Social Snap