Sheinbaum informó que ya hay detenidos por el caso de niños descuartizados en el Centro Histórico

La mandataria capitalina detalló que aparentemente los homicidios tuvieron que ver con un asunto de narcomenudeo

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que hay detenidos sobre el caso de los dos menores descuartizados, cuyos restos llevaba un hombre en un “diablito” por las calles del Centro Histórico.

En videoconferencia de prensa, la mandataria capitalina detalló que aparentemente los homicidios tuvieron que ver con un asunto de narcomenudeo.

“La Fiscalía capitalina dará más información sobre este caso, es un caso sumamente lamentable. Se tienen detenidos y están procesando en este momento otras detenciones (…) Hasta ahora no se había presentado un caso así”,

señaló Sheinbaum.

Asimismo, dio a conocer que desde hace dos meses, su equipo de trabajo en conjunto con el DIF y la Secretaría de Bienestar Social, han estado preparando un programa especial para niños y niñas que viven o trabajan en la calle, por lo que más adelante, comentó, darán los avances de estos.

Por otro lado, señaló que hay un trabajo importante que se está llevando a cabo con personas en situación de calle. La funcionaria adelantó que se acaba de adquirir un inmueble para remodelarlo y hacerlo funcionar como un nuevo albergue el próximo año.

Y es que cabe recordar que la noche del martes 27 de octubre, Yair de 12 años y Héctor Efraín de 14, fueron vistos por última vez afuera de la vecindad donde vivían, en la calle Pensador Mexicano, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Los dos jóvenes pretendían estudiar, pero con la pandemia se olvidaron del tema.

Cinco días después, un hombre que llevaba en un “diablito” una caja de plástico y un bote fue arrestado en calles del centro. La policía descubrió que llevaba los restos de los dos menores.

Horas más tarde los padres acudieron al forense para identificar los cadáveres mutilados. Los dos eran hijos de indígenas mazahuas de San Antonio Pueblo Nuevo, Estado de México, y vivían en la ciudad. Solían acompañar a sus padres en las horas de trabajo: eran comerciantes ambulantes.

De acuerdo con el relato de la madre, citado por El Universal, el martes (27 de octubre) al anochecer su hijo mayor le dijo que iba ir a la tienda con su hermano. Sus padres no los volvieron a ver.

De acuerdo con el medio, los resultados que arrojó la necropsia confirmaron que fueron torturados y mutilados. Aún se desconoce cuándo fue.

Los padres sospechan que los homicidios tuvieron que ver con la relación de una joven, pues así lo mostraban los mensajes encontrados en el celular de Héctor, quien al parecer competía con un vendedor de droga por tener una relación con ella.

Por otro lado, el sujeto que llevaba los cuerpos fue identificado como Édgar “N” y aunque al principio se dijo que era miembro de la Unión Tepito, después se informó que en realidad no pertenecía a ningún grupo delictivo y que al parecer solo le estaba haciendo un favor a los verdaderos delincuentes, supuestamente a cambio de dos bolsita de cocaína.

De acuerdo con los reportes, es su cuarta captura. Lo habían encarcelado previamente en 2011, 2014, y 2019.

Iban a un “arrancón”

Las cámaras del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la CDMX (C5) captaron los últimos momentos con vida de ambos menores.

Las primeras versiones indican que Héctor le habría pedido a Yair que lo acompañara con su novia a los “arrancones” de motos, donde supuestamente habían planeado verse. Sin embargo, no llegaron a su destino porque fueron torturados, asesinados y descuartizados.

En las imágenes de las cámaras de la ciudad se observa como los menores se suben a una motocicleta que pasó por ellos. Las autoridades suponen que lo conocían porque no pusieron resistencia para abordar el vehículo e, incluso, lo saludaron.

El último momento en que una cámara captó la moto fue cuando ingresó en la vecindad número 49, ubicada en la calle República de Chile, de donde nunca se les vio salir y donde, se cree, fueron asesinados.

Hasta el momento habría tres principales líneas de investigación sobre el caso. La primera es que quedaron atrapados en medio de una confrontación entre la Unión Tepito y la Anti-Unión, dos de los cárteles delictivos más grandes de la capital.

En segundo lugar se encuentra la posibilidad de que el móvil tuviera que ver con una disputa amorosa, pues Héctor, de acuerdo con el medio mexicano, habría estado cortejando a una adolescente de 14 años, cuya pareja se dedicaba a vender drogas.

Finalmente, las autoridades tienen la hipótesis de que la muerte podría haber tenido que ver con que la madre de Héctor trabaja en el área de derechos humanos de la alcaldía Cuauhtémoc.

Actualmente la Fiscalía General de Justicia de la CDMX estaría investigando al menos a seis personas que participaron en el homicidio de los menores que pertenecían a la comunidad mazahua de San Antonio Pueblo Nuevo, Estado de México.

La noticia fue dada a conocer por el reportero Héctor de Mauleón, quien anunció que arrestaron a Édgar Zúñiga cuando dos agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se movilizaron hacia la esquina de Chile y Belisario Domínguez para hacer un corte de circulación y así impedir que un grupo de motociclistas ingresara al antiguo Primer Cuadro.

Yair de 12 años y Héctor Efraín de 14, fueron vistos por última vez afuera de la vecindad donde vivían, en la calle Pensador Mexicano, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Los dos jóvenes pretendían estudiar, pero con la pandemia se olvidaron del tema.

Las calles desiertas provocaron que les llamara la atención un hombre que empujaba nerviosamente un diablito.

Sin embargo, cuando caminó cerca de los agentes se le cayeron dos cajas de plástico. Uno de ellos se acercó a ayudar y notó que de las cajas habían salido tres bolsas de plástico negro. “La persona quiso volver a meter las bolsas muy rápidamente, pero estaban pesadas, le costó trabajo”, relató el agente al periodista.

Copy link
Powered by Social Snap