La FDA autoriza el medicamento con anticuerpos de Eli Lilly para pacientes con COVID-19

El tratamiento arroja resultados positivos para los contagiados en etapa temprana, pero no se puede administrar en pacientes ya hospitalizados

La agencia de medicamentos de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) ha autorizado este lunes el uso del medicamento con anticuerpos de la farmacéutica Eli Lilly para tratar a los pacientes con coronavirus antes de que requieran ser hospitalizados. El fármaco, llamado Bamlanivimab, es el primer tratamiento aprobado por las autoridades sanitarias estadounidenses para la etapa temprana de la infección. El tratamiento está aprobado para pacientes mayores de 12 años que den positivo con la covid-19 y que arriesgan progresar a un nivel grave, incluidos los que más pueden beneficiarse: mayores de 65 y obesos, dijo la agencia. La luz verde llega después de que un estudio arrojase una mejora en los síntomas de los contagiados e impidiera que fuese necesaria la hospitalización.

La FDA informó de que esta terapia debe administrarse lo antes posible después de una prueba positiva y dentro de los 10 días posteriores al desarrollo de los síntomas. Bamlanivimab es el primer medicamento autorizado y fabricado específicamente para combatir la covid-19. El remdesivir de Gilead, por ejemplo, se diseñó originalmente para tratar otros virus y, posteriormente, se descubrió que era efectivo en pacientes con coronavirus. La autorización del medicamento “proporciona a los profesionales de la salud de la primera línea de esta pandemia otra herramienta potencial para tratar a los pacientes con la covid-19”, sostuvo Patrizia Cavazzoni, directora interina del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

El fármaco no podrá administrarse a pacientes ya hospitalizados, debido a que el estudio no presentó ningún beneficio clínico entre dichos enfermos. De las 309 personas que participaron del estudio y a las que se les inyectó el fármaco de Eli Lilly, solo el 1,6% acabaron yendo al hospital, en comparación con el 6,3% de 143 voluntarios que recibieron un placebo. La farmacéutica apuntó que los pacientes que recibieron el medicamento tuvieron una mejora más rápida que los que recibieron un placebo.

Eli Lilly informó de que comenzará de inmediato a despachar el medicamento a AmerisourceBergen, un distribuidor nacional, para que lo reparta según las normas de un programa de asignación federal. Las dosis compradas por el Gobierno se asignarán a los Estados en función de su proporción de pacientes hospitalizados e infectados, sostuvo una portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos. El fármaco se administra por vía intravenosa, lo que implica que los pacientes deben ir a un hospital para recibirla. A finales de octubre, Eli Lilly firmó un acuerdo por 375 millones de dólares para entregar 300.000 dosis del anticuerpo al Gobierno federal.

La empresa de biotecnología Regeneron Pharmaceuticals también solicitó la autorización de la FDA para distribuir su propia terapia de anticuerpos para la covid-19. Cuando el presidente Donald Trump se contagió a comienzos de octubre con coronavirus, recibió la terapia de anticuerpos experimental de Regeneron. Los médicos advirtieron que su rápida mejora no se podía atribuir solamente a un factor.

Copy link
Powered by Social Snap