Cuernavaca en riesgo de regresar a semáforo naranja

Con 60 casos por semana, Cuernavaca se considera estable en nuevos contagios de COVID-19, por ser un área metropolitana de alta densidad poblacional, condiciones que implican el riesgo latente de regresar al semáforo epidemiológico naranja, incluso al rojo, señaló Alberto Rafael Chávez Martínez, subsecretario de Salud Pública del Ayuntamiento.

Precisó que, conforme a las estadísticas estatales de la Secretaría de Salud, en la capital de Morelos hay más pacientes asintomáticos, cuyas edades están entre 25 y 45 años, la mayoría en confinamiento domiciliario, mientras que el porcentaje de contagio es de 55 por ciento entre hombres y 45 por ciento de mujeres.

La diferencia radica -explicó Chávez Martínez- en que hombres en edad productiva están más expuestos por causas de trabajo, por descuido en el estilo de vida y en las medidas de prevención (uso de cubre-bocas, constante lavado de manos, uso de gel y sana distancia), además de ser más propensos a asistir a establecimientos nocturnos, fiestas y aglomeraciones.

Explicó el subsecretario de Salud de Cuernavaca que no hay registro de contagios en niños en el municipio, por lo que de igual manera las medidas de preventivas para evitar el contagio rigen para todas las edades, mientras los adultos -insistió el funcionario- deben evitar las actividades riesgosas donde se rompe la sana distancia y se olvida el cubre-bocas.

El funcionario puso énfasis a extremar precauciones especialmente durante la estrategia de reactivación económica denominada “El Buen Fin”, por el riesgo que conllevan las concentraciones masivas en establecimientos comerciales.

“Es la única manera de evitar que Cuernavaca y Morelos regresen al semáforo naranja o rojo que implica el cierre total de actividades productivas y de servicios, lo cual nadie quiere, ni autoridades ni población, por lo cual todos debemos cumplir el compromiso de cuidarnos y cuidar a los demás”, concluyó Rafael Chávez Martínez.

Copy link
Powered by Social Snap