COVID-19: La economía española entra en recesión

El consumo de los hogares se hunde un 21% en el trimestre, la inversión se desploma y el PIB interanual registra un retroceso récord del 22,1%

La economía española entró en recesión técnica en el segundo trimestre del año tras registrar un desplome del PIB del 18,5% entre abril y junio, su mayor caída trimestral en la serie histórica que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que arranca en 1970. Hasta ahora, los mayores retrocesos trimestrales del PIB habían sido el del primer trimestre de este año (-5,2%) y el del primer trimestre de 2009 (-2,6%).

Con la fuerte contracción del PIB en el segundo trimestre, que coincide prácticamente con la vigencia del estado de alarma por la crisis sanitaria, España entra de nuevo en recesión técnica al sumar dos trimestres consecutivos en negativo.

Tercera recesión del siglo XXI

Es la tercera vez en el siglo XXI en que la economía española afronta una recesión: durante la crisis de 2008 entró en ella en dos ocasiones, la primera vez en el cuarto trimestre de 2018 (saliendo de ella en el segundo trimestre de 2009) y la segunda en el segundo trimestre de 2011. Esta segunda recesión duró más tiempo, hasta el cuarto trimestre de 2013.

El periodo abril-junio se ha visto afectado de lleno por la paralización de numerosas actividades económicas como consecuencia de la declaración del estado de alarma, lo que ha provocado un retroceso de la economía sin precedentes en la historia reciente.

Se acerca a las previsiones

Esta caída del PIB en el segundo trimestre se acerca bastante a las previsiones que habían realizado distintos organismos. La AIReF había pronosticado un descenso del 20%, el BBVA lo situaba en el entorno del 17% y el Banco de España estimó que la contracción del segundo trimestre oscilaría entre el 16% en el mejor escenario y el 21,8% en el peor, con una caída media del 20%.

En tasa interanual, el PIB del segundo trimestre se contrajo un 22,1%, frente al descenso del 4,1% del trimestre anterior. Se trata del mayor retroceso interanual de toda la serie. Hasta ahora, la mayor contracción anual del PIB era la del segundo trimestre de 2009, cuando la economía española bajó un 4,4% interanual.

España, a la cabeza de Europa en deterioro económico

Entre los países europeos, España está a la cabeza por el fuerte deterioro de su economía. El PIB de Francia se contrajo un 13,8% en el segundo trimestre, después de bajar un 5,9% en el primero, mientras que la economía de Italia registró una contracción del 12,4% entre abril y junio, después de la caída del 5,4% observada entre enero y marzo. En el caso de Bélgica, el PIB se hundió un 12,2% en el segundo trimestre, tras caer un 3,5% en el primero. Alemania, que dio a conocer este jueves sus datos, registró una caída del PIB del 10,1% en el segundo trimestre, después del descenso del 2% entre los meses de enero y marzo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha considerado que la Conferencia de Presidentes que este viernes acoge el Monasterio de Yuso va a ser “un buen punto de apoyo para impulsar la recuperación económica en el conjunto del país” tras conocer la debacle del PIB en el segundo trimestre.

En una intervención realizada momentos antes de dar comienzo a la reunión, ha apuntado que esta “inédita” caída del PIB es fruto del “confinamiento tan estricto” que fue necesario afrontar para “doblegar la curva y mantener a raya” al COVID-19. Pero, ha dicho, “ese momento ha pasado”, y “después de la resistencia” al virus “vino la reactivación económica”. Por eso ha resaltado la importancia de esta reunión con las comunidades autónomas, administraciones que “tienen competencias importantes en sanidad y en desarrollo económico”.

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, ha afirmado este viernes que la caída histórica del PIB muestra el “profundo impacto” de la COVID y se corresponde con los momentos “más duros” de hibernación, si bien ha apuntado que los datos están “en línea” con las previsiones del Gobierno y aboga por consolidar la “recuperación gradual” que se registra desde mayo, para lo que insta a controlar los rebrotes.

De la Cueva ha avisado de que estas semanas se verán indicadores económicos que reflejan el estado de la economía de meses anteriores pero que los datos “mensuales o diarios” como las afiliaciones o los del consumo, “van mostrando como se va reactivando la economía”.