Arremete encarnizadamente contra todos la maestra Harlem Solís Martínez

El día de hoy lunes 28 de septiembre del 2020, pasará a la historia como el día que se asentó un hecho sin precedente, se DICTÓ SENTENCIA CONDENATORIA a Harlem Solís Martínez por el delito de DISCRIMINACIÓN sobre una menor de 11 años, estudiante de la Secundaria Cuitláhuac del Municipio de Cuautla en el estado de Morelos.

Tras tres años de alegatos, pruebas, testimonios y demás argumentos, la maestra Harlem y su defensa no fueron capaces de acreditar su inocencia y es que su teoría del caso se centra en un supuesto caso de acoso por parte de la Directora del Plantel y de interés por parte de la Madre de Familia.

En entrevista con los abogados que llevaron el caso, se explicó a esta redacción que la maestra tuvo el tiempo y oportunidad suficiente para demostrar su inocencia, pero parecía mas una afrenta contra la Directora que la atención que puso en defender su caso.

En el expediente que se tiene a la vista de ambas partes, El Juez Primero Civil de Primera Instancia del Sexto Distrito Judicial en el Estado solicitó a la Directora de la Escuela Secundaria Cuitláhuac en un plazo de cinco días presentar y exhibir documentos originales que tuviera en su poder relacionados con el expediente de la CONDUCTA ACADÉMICA que tiene la demandada Harlem Solís, debiendo facilitar todo tipo de información que esta tenga en relación no solo en el salón de grupo, sino también lo relacionado con la Institución y sus diferentes desempeños académicos.

Así que los jueces tuvieron a la vista constantes vejaciones que realizaba la docente contra maestros, personal de la misma institución, alumnos y padres de familia. En tres momentos la maestra Harlem tuvo oportunidad de frenar el caso, pues la madre de familia lo único que solicitaba era UNA DISCULPA PUBLICA a su hija por el daño conferido; incluso durante el proceso judicial los jueces exhortaron a los abogados a llegar a un arreglo y no continuar con el proceso, pero la negativa de la maestra fue rotunda.

Hoy en entrevista con un comunicador local la maestra Harlem Solís menciona incluso EXTORSIÓN por parte de la mamá de la niña porque a palabras de la maestra: “lo que siempre ha querido es dinero”. Así mismo la maestra dice: “la Directora sacó mi expediente personal y se lo dió a la mamá”; sin embargo y leyendo el documento que obra en el expediente 168/2018-2 sabemos que la verdad es que estos documentos fueron expuestos a petición de la autoridad judicial.

La maestra ha caído en muchas contradicciones, ya que los peritos judiciales en la materia fueron los que testificaron y presentaron las pruebas suficientes y necesarias para el esclarecimiento del caso cuando ella dice que “no hubo pruebas ni videos ni audios”, pues estos no fueron suficientes ya que las evaluaciones de la niña se realizaron en tiempo y forma por PERITOS y no por personas particulares como el psicólogo que ella presentó durante su defensa.

Finalmente y ya sin mucho que decir en su defensa arremete contra sus mismos abogados, contra el Supervisor de la Zona 15 Gerardo Contreras quien acusa de intimidar a padres de familia y a los Jueces diciendo que “juzgan sin tener pruebas en su contra”, porque “no han demostrado el daño que tiene la niña”.

¿Por qué pierden los juicios sus abogados?, pues porque simplemente la justicia va mas allá de lo que crea una persona o mejor dicho, de lo que quiera que hagan para salirse con la suya. Mas valía haber presentado su disculpa, reconocer su parte de responsabilidad, que buscar culpables donde evidentemente solo cumplieron con su función y con las órdenes de una autoridad Judicial.

Copy link
Powered by Social Snap