Altos Hornos de México se comprometió a resarcir el daño al estado por la compra irregular de Agro Nitrogenados

Alonso Ancira, dueño de AHMSA, es actualmente el principal acusado de la transacción millonaria durante el gobierno de Enrique Peña Nieto

Altos Hornos de México (AHMSA) anunció la venta del 55% de sus acciones a una empresa Minerometalúrgica encabezada por el empresario Julio Villareal, también presidente del Grupo Villacero.

A través de una conferencia de prensa, y en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores de México, los involucrados en la compraventa dieron a conocer los pormenores de la transacción.

“Un grupo de accionistas, controlador de AHMSA, celebramos el contrato de compraventa con la empresa Alianza Minerometalúrgica Internacional (AMI) la venta del 55% de las acciones representativas, quedando la operación sujeta al cumplimiento de diversas condiciones entre ellas las autorizaciones correspondientes por parte de las instancias competentes”,

revelaron.

Dentro del trato, los nuevos socios de AHMSA informaron que su principal objetivo es la estabilización e incremento de producción de la empresa y sus subsidiarias, de acuerdo con los empresarios.

“Este grupo volverá a sus orígenes, los de ser exclusivamente una productora verticalmente integrada de acero, buscando la conciliación constructiva con todos los actores que participan directa e indirectamente en AHMSA, es decir, los acreedores, proveedores, clientes, dependencias gubernamentales y con los trabajadores de la empresa, el activo más importante”,

informaron.

Aseguraron que, a partir del cumplimiento de esta primera etapa, la empresa podrá hacer frente a los pasivos generados en los últimos años de su administración, “sobre todo resaltando que será administrada con transparencia e institucionalidad“.

En conferencia de prensa, se informó que, además, se comprometieron a cumplir con las obligaciones incurridas en el pasado, entre ellas, la reparación del daño por la venta de Agro Nitrogenados al gobierno federal.

“Entendemos que existen tareas y obligaciones pendientes que buscamos resolver a la brevedad. Sabemos que hay pagos pendientes, hay que cumplir con ellos. Además, el grupo AMI se compromete a la reparación del daño al gobierno federal que resultó de la venta de Agro Nitrogenados, es una pregunta que se nos ha hecho, que no quede duda. Asumimos esa responsabilidad”,

informó el representante de AMI en conferencia transmitida por el Facebook oficial de Altos Hornos de México.

Empresarios y el gobierno mexicano construyeron una siderúrgica integrada en 1941, con el fin de ponerle fin a la escasez de materiales siderúrgicos durante la Segunda Guerra Mundial y asegurar a México el acero para su desarrollo.

Dicho proyecto fue finalmente ubicado en Monclova, Coahuila, por su cercanía a yacimientos de carbón y mineral de fierro, materias primas básicas, de acuerdo con la historia oficial publicada en la página de AHMSA.

Ese mismo año, se constituyó precisamente Altos Hornos de México como una empresa de capital estatal y privado. La primera maquinaria arribó a Monclova en abril de 1942 y en octubre inició oficialmente la construcción.

Fue hasta 1989 cuando la empresa comenzó a padecer problemas de deuda, falta de competitividad, ineficiencia y alto impacto ambiental. Por lo anterior, el gobierno se planteó desincorporarla del sector público mediante licitación.

Aquí es donde entra su cabecilla más famoso y polémico hasta el momento. En 1991, Grupo Acerero del Norte (GAN) se adjudica la licitación del paquete conformado por las plantas siderúrgicas y yacimientos de fierro y de carbón. En diciembre toma posesión de la planta, minas y subsidiarias.

Alonso Ancira se desempeñó como Director General de AHMSA en 1991, además de fungir como el Presidente del Consejo de Grupo Acerero del Norte, S. A. de C. V.

Actualmente, Alonso Ancira se encuentra en España, acusado de estar involucrado en operaciones con recursos de procedencia ilícita, tras la venta irregular a un sobreprecio millonario de Agro Nitrogenados a Pemex, encabezada por Emilio Lozoya, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

El empresario fue detenido en Palma de Mallorca, una isla vacacional española, en mayo del 2019, cuando la Interpol giró una ficha roja en su contra tras huir de México, después de que la Secretaría de Hacienda (SHCP) congelara sus cuentas bancarias para investigarlo.

Síguenos en Google News
Publicidad
Copy link
Powered by Social Snap