Aeropuerto de Cuernavaca tiene negro pasado

El robo del jet tipo Hawker 800 en el aeropuerto Mariano Matamoros de esta ciudad, se suma a una lista de sucesos ocurridos en esa terminal que datan de la década de los 90, cuando de acuerdo con investigaciones de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), documentaron aterrizajes de avionetas cargadas con droga o bien para la llegada de aerotaxis que transportaron pasajeros a Sinaloa.

Uno de los casos de mayor escándalo ocurrió en 2007, cuando una avioneta tipo Super King Air 200, cargada con cocaína, aterrizó en el Mariano Matamoros y por ese motivo fueron investigados cuatro elementos de la Policía Federal y tres de seguridad privada, adscritos a la terminal aérea. Todos obtuvieron su libertad por falta de elementos para procesar.

El Air King, cita la averiguación previa, venía de Sudamérica cargado de cocaína y fue seguido por la DEA (Drug Enforcement Administration). Cuando entró a espacio aéreo mexicano avisó a la Sedena que seguía la aeronave y tanto la DEA como la Sedena advirtieron a militares y policías federales de Morelos de la llegada del avión.

A pesar de la notificación, aterrizó en el aeropuerto sin que los militares ni la policía detuvieran a los tripulantes, y tampoco impidieron la descarga de la droga y mucho menos la salida de los pilotos a bordo de un vehículo que se internó en el municipio de Temixco.

En ese caso también fueron investigados 23 soldados de la 24 Zona Militar y el general de Brigada Ricardo Escorcia Vargas, comandante de la 24 Zona Militar. Fue enviado a Mazatlán, Sinaloa, como jefe de Estado Mayor de la Tercera Región Militar.

Asimismo, en enero de 1997, el aeropuerto de Cuernavaca trascendió porque en su pista descendieron tres aerotaxis, procedentes de Toluca, Estado de México, para transportar a familiares del extinto narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, a la boda de su hermana, celebrada en Guamuchilito, Sinaloa.

En febrero de 2000, la PGR también documentó el aterrizaje de una avioneta tipo Cessna, procedente de Colombia, camuflada con la matrícula FAM-1114 de la Fuerza Aérea Mexicana, color verde oliva y el escudo mexicano, en el aeródromo de Tequesquitengo, con una carga de 443.760 kilos de cocaína y 460 gramos de marihuana.

En la primera administración del PAN tomaron fuerza las acusaciones oficiales sobre el uso ilegal de la terminal aérea de Cuernavaca. Un exagente de la Policía Ministerial también reveló que altos mandos de la corporación custodiaban el aterrizaje de las avionetas con droga.

Copy link
Powered by Social Snap